PBX: 704 3736 Ext. 104 - Celular: 3014117460

info@pierrer.com

Osteopatía: “Reconectando tu cuerpo”.

Este blog va dirigido a las personas que deseen conocer los beneficios de una buena postura, sus retos y cómo mantenerla a través de los fundamentos de una fascinante disciplina llamada Osteopatía.

En este primer artículo describiremos los diferentes principios que nos permitirán entender más a fondo los métodos y bases de la Osteopatía, para luego profundizar en temas de mayor impacto.

Empezaremos con los principios fundamentales:
En el cuerpo, todo (músculos, huesos, órganos…), tiene al menos cinco movimientos en el espacio. Generalmente esos movimientos son: arriba, abajo, izquierda, derecha, anterior, posterior, rotación alrededor de un eje anterior – posterior, y una rotación alrededor de un eje vertical. Esto es clave para fundamentar lo que trata, previene y diagnostica la Osteopatía, pues nos referimos al movimiento como la consigna central de los procesos osteopáticos.

Por esto, en osteopatía una lesión es una restricción de movimiento: Percibimos que al cerebro no le gusta sentir dolor, por lo que bloqueará movimientos que se lo produzcan. Sin embargo, el cerebro disfruta tener la impresión de estar derecho, por lo cual posee de un sistema de compensación que cambia la postura para mantener su equilibrio.

Entendiéndose como postura la tensión que nuestro cuerpo desarrolla para encontrar esa posición ideal con una eficacia máxima y un gasto energético mínimo.

Tomando esto en cuenta, la postura se mejora considerablemente a través de los sistemas de adaptación que son: los ojos (debido a su importante papel en la navegación espacial), las orejas (ya que son el punto de equilibrio y compás del cuerpo), la mandíbula (el péndulo del cuerpo, íntimamente relacionada a los ejes principales), los pies (por razones inferidas) y la piel (que posee una relevancia innata en el sentir como órgano mayoritario en el ser humano).

Dependiendo de lo que acontezca a dichos sistemas de adaptación, se pueden originar numerosos problemas de diferente índole, entre estos podríamos destacar los dolores espalda, dificultades en las articulaciones, atrofias y disfunciones musculares, entre otros.

Resumiendo, la osteopatía es el estudio de los sistemas de adaptación en relación al movimiento corporal basado en los ejes previamente mencionados. Estos sistemas de adaptación podrían verse afectados por malas posturas y movimientos, siendo el trabajo de un osteópata el diagnosticar, corregir y posteriormente prevenir tales dolencias.

Posteriormente hablaremos acerca de nuestros sistemas de adaptación, para comprender un poco más por que se utilizan diferentes terapias en la osteopatía.

Para mayor información ustedes podrán suscribirse en seguida para recibir alertas y consejos directamente a su correo electrónico o revisar la página semanalmente para encontrar nuevos detalles y empezar desde ya a tener una vida llena de movimientos sanos.